¿Dónde?

ley de la atracciónSi ahora tienes “ese” momento para ti, cierra los ojos.  Respira suavemente y transpórtate a no hace mucho, cuando todo no parecía tan importante, ni tan pesado, ni tan difícil.  Cuando lo que realmente valía la pena era correr calle abajo con todas tus fuerzas para sentir esa brisa contra tu cara, o ganarle al parchís a tu hermano o comprarte la última chuche que te dejaba la lengua completamente azul para poder reírte haciendo caras con tus amigos.

No hace tanto tampoco que cerrabas los ojos sonriendo, proyectando en tu mente todo lo que ibas a ser de mayor, aunque ahora pueda parecer lo más irrelevante del mundo.

Abre ahora tus ojos y sitúate.

¿Dónde estás ahora? ¿Has conseguido todo lo que le pediste a la vida? ¿hasta lo más pequeñito?

Quizás baste con una simple reformulación de todo lo que deseas.  Quizás es mucho más simple.

Este próximo fin de semana te enseñamos cómo por si te interesa: reformula tus deseos